Desde el año 2016 la carrera de Ingeniería Agroindustrial de la Facultad de Ingeniería Agrícola se encuentra en proceso de renovación curricular para mejorar los aprendizajes de los estudiantes, según un modelo de formación sustentado en el razonamiento y la evidencia científica, el modelo educativo institucional y los referentes nacionales e internacionales sobre formación de ingenieros agroindustriales. Así lo explica la jefa de carrera, Margarita Ocampo quien lidera el proceso desde este año: “El objetivo macro es dar respuesta a los requerimientos que presenta hoy la agroindustria y que nuestros alumnos tengan las herramientas para enfrentar la vida profesional con las competencias entregadas en las áreas de la ingeniería, procesos agroindustriales y gestión empresarial”.

Para ello, el Departamento de Agroindustrias ha trabajado desde el año 2016 a través de comisiones de académicos que analizaron cada una de las asignaturas dictadas en la carrera con la finalidad de decidir su pertinencia respecto a las expectativas de la Universidad y la Facultad.

Junto a este análisis es necesario conocer las opiniones de quienes tienen directa relación con Ingeniería Agroindustrial como son sus alumnos, exalumnos, empleadores y expertos del área que están siendo encuestados durante este primer semestre del 2017.

“Lo que estamos haciendo es analizar las competencias específicas y genéricas que constituyen el perfil del egresado basado en un análisis estratégico que se nutre, entre otras cosas, a partir de la aplicación de encuestas a los distintos actores involucrados. Con este nuevo perfil se construye el plan de estudio que incluye malla de carrera, carga académica, programas de las asignaturas y syllabus de cada una de éstas”, afirmó la académica.