Facultad de Ingeniería Agrícola de la UdeC cuenta con avanzado Laboratorio de Compuestos Bioactivos



Analizar compuestos de origen natural que tengan una potencial actividad biológica, entre los que se encuentran los antioxidantes, es una de las funciones del nuevo Laboratorio de Compuestos Bioactivos (LCB), de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción.

El objetivo principal del LCB es ser un núcleo de investigación interdisciplinaria, para el desarrollo de proyectos innovadores, procesos sustentables y productos que involucren el uso de compuestos bioactivos. Adicionalmente, presta servicios de análisis para externos.

Cuenta con un multilector de microplacas que permite analizar 96 muestras en forma simultánea, utilizando espectroscopía de luminiscencia, fluorescencia y UV-visible. Además cuenta con un equipo de cromatografía líquida acoplada a un detector de arreglo de diodos. Ambos equipos fueron adquiridos mediante un proyecto FONDECYT de Iniciación dirigido por el académico, Dr. Christian Folch, quien manifestó que, “con este equipamiento se pueden realizar análisis de composición (contenido de compuestos fenólicos totales, perfil fenólico) y actividad antioxidante como ORAC, DPPH, ABTS, FRAP”.

Los trabajos para la creación e implementación de este espacio comenzó en el 2015, adicionalmente durante el año 2016, y gracias al apoyo de la Facultad de Ingeniería Agrícola, el laboratorio se adjudicó un proyecto FONDEQUIP, mediante el cual se adquirió un UHPLC-DAD-MS/MS, que corresponde a un equipo de alta complejidad, único en el Campus Chillán y en la Región de Ñuble, que permite cuantificar en forma precisa la composición bioactiva de una matriz vegetal o animal”, precisó el Dr. Folch.

De acuerdo a lo manifestado por el académico, en esta postulación participaron también académicos de la Facultad de Agronomía y Ciencias Veterinarias de la Universidad de Concepción, el CDTA e instituciones externas como el INIA-Quilamapu.

Actualmente el LCB participa en dos proyectos financiados por la Fundación para la Innovación Agraria, enfocados en el desarrollo de productos saludables con potencial actividad antioxidante, derivados de rosa mosqueta y castañas, gracias a la colaboración de las profesoras María Eugenia González y Margarita Ocampo del Departamento de Agroindustrias de la Facultad de Ingeniería Agrícola. El objetivo de estos proyectos es dar valor agregado a productos de origen vegetal de agrupaciones de recolectores y campesinos de la Región del Biobío y Ñuble.

“También y en colaboración con la Dra. Analí Rosas de la Facultad de Agronomía se ha estudiado el efecto del uso de un biofertilizante enzimático en la actividad antioxidante de frutillas y lechugas cultivadas en nuestra provincia. Además se está utilizando el equipamiento para el desarrollo de tesis de postgrado enmarcadas en la utilización de residuos de la industria vitivinícola y en el desarrollo de estrategias analíticas para optimizar la producción de fotoliasa con enfoque en la industria de la biocosmética de los programas de Magister en Ingeniería Agrícola de la Facultad de Ingeniería Agrícola y del Doctorado en Ciencias y Tecnólogías Analíticas de la Facultad de Farmacia”, puntualizó el Dr. Folch.